Mismo patrón…

img_0465

En estos días parece que estamos muy interesados en lo que pase al otro lado del océano atlantico, concretamente en Venezuela.

Tenemos candidatos que viajan a ese país a hacer campaña; no se deben haber enterado que es muy difícil, por no decir imposible, para los españoles votar desde el extranjero…

Pero en América del Sur, concretamente en Brasil, ha sucedido un hecho preocupante.

La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, ha sido apartada de su función por 180 días en base al proceso de impeachment al que ha sido sometida en la Cámara de Diputados brasileña por un presunto delito de responsabilidad fiscal. Esto es un hecho. Que se ha hecho sin aportar una sola prueba, también lo es. Pasado este plazo deberá defender su inocencia ante el Senado del país Carioca.

Como no debe interesar mucho utilizar como arma arrojadiza el caso de Brasil, esos mismos candidatos están muy calladitos con lo que allí sucede. Eso me escama, y me reafirma en la opinión que tengo sobre quién y porqué está orquestando todo.

Aunque ella ya ha defendido su inocencia en el discurso que dió el pasado 12 de mayo de este año, donde explicaba que, en realidad, se trataba de un Golpe de Estado para quitarla de la presidencia. Sin pruebas, sin argumentos justificables… Poco antes, en ese mismo mes, habíamos presenciado, algunos alucinando, como las fuerzas armadas brasileñas entraban en la casa del expresidente Lula Da Silva, como si de un terrorista se tratara. Si la noticia te pilló en duermevela, perfectamente podías pensar que había armas de destrucción masiva en su propiedad.
Nada más lejos de la realidad.La judicatura brasileña llevaba tiempo detrás de un caso de blanqueo de dinero ( el caso LavaJato que destapó como Petrobras desviaba cantidades millonarias) y Lula está presuntamente implicado en dicho caso. Debe ser que una cartita certificada citándolo en el juzgado no era suficiente.


El caso es que esta operación lo que sí ha puesto de manifiesto es la enorme implicación de distintas personas vinculadas al entonces vicepresidente, ahora presidente en funciones, Michel Temer, al menos 7 de sus actuales ministros. Ya sea por miedo, ya por cubrirse las espaldas, hicieron suya la máxima de ” mejor a ti que a mí” y empezaron a orquestar una serie de maniobras para sacar a la presidenta de su lugar ya que había permitido la mencionada “Operación LavaJato”.

Lo que sucede ahora en Brasil ya ha sucedido antes en otros países de América del Sur y África. En cuanto los partidos de izquierdas, siguiendo las reglas de las que comúnmente se han dotado ( en sus constituciones, se entiende), acceden a la presidencia y a los órganos de gobierno, una lucecita se enciende en algún despacho de los servicios secretos norteamericanos y empiezan a poner en marcha la maquinaria para desestabilizar dicho país.
Hay casos de sobra conocidos, aunque no reconocidos, algunos no muy lejanos en el tiempo.

Lejano queda el golpe de estado contra el electo presidente Allende en Chile, dando paso a una etapa de terror sin precedentes. No tan lejano es el caso de Paraguay en 2012.

Tanto en el caso de Paraguay, como el de ahora de Brasil tienen en común que la directora de la misión diplomática estadounidense en ambos casos es la misma, Liliana Ayalde.

Cuando el PT ( Partido de los Trabajadores) llegó al poder de la mano de Lula da Silva, algo empezó a cambiar en el America del Sur. Se unía, en intereses, a otros países del entorno, a los que ya no se podía calificar de “casos aislados”. Junto al nuevo gobierno de Brasil estaban el de Venezuela de Hugo Chávez y Cuba ( permanentemente aislada gracias al Bloqueo Económico por parte de EE.UU). El denominador común de todos ellos era, y es, poner los intereses de los más desfavorecidos por encima de los de las grandes economías. Gobernar para el pueblo, y no sólo para unos cuantos. En el caso de Brasil, con problemas enquistados desde la época de gobiernos conservadores, los cambios de calado ni han sido fáciles, ni rápidos. La propia Dilma fue reelegidas por escaso margen, pero reelegida al fin y al cabo.

En la misma época, y siempre bajo la batuta del gobierno del norte, se puso en marcha la expansión del ALCA ( Área de Libre Comercio de las Ámericas) en países de América del Sur. Inicialmente el ALCA solo incluía a Estados Unidos, Canadá y Méjico. Frente a este acuerdo que, entre otras cosas, solo busca favorecer las transacciones meramente económicas de los paises miembros, olvidando la parte social, entre otros a los trabajadores que producen en esos países y cuyos sueldos y calidad de vida no mejora con los buenos resultados de las empresas para las que trabajen, surgió el ALBA ( Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), de la mano de Venezuela, que se unía así a Cuba como país enfrentado a los intereses de EE.UU ( cabe destacar que, evidentemente, Cuba no estaba entre los paises invitados a participar del ALCA. Claro que tampoco quería hacerlo).

Gracias al ALBA sus países miembros han podido, no sólo comerciar desde una base económica más justa, sino que la población de cada uno de ellos se ha beneficiado de programas sociales como el cubano de alfabetización ” Yo sí puedo” ( según UNICEF la tasa de alfabetización en Nicaragua entre los años 2007-2011 es de un 78% en adultos) o el programa de las ” Misiones Milagro” que ha efectuado operaciones para la recuperación de la vista a más de 2 millones de personas con bajos recursos.

Aunque Brasil no está entre los paises miembros del ALBA, lo cierto es que está más cercano a este que al ALCA. Por eso, cuando han apartado a Vilma de la presidencia, el ALBA le ha mostrado su apoyo (Apoyo del ALBA a Dilma).

Curiosas son las noticias que pasaron casi de puntillas por la prensa de este país sobre lo que sucedía en Brasil en los días previos al impeachment  de su presidenta electa; por un lado aquella que informa, según papeles de Wikileaks, de que el propio Temer había sido informador de la CÍA. O aquella otra que informaba sobre los cambios que haría en el gobierno, siendo aún vicepresidente, antes de que se conociera si quiera la noticia del impeachment . No menos curiosa es la noticia reciente de las conversaciones telefónicas donde se demuestra la implicación de uno de sus ministros, Romero Jucá, en toda la trama para quitar a la presidenta. Consecuencia de esta noticia, Jucá ha renunciado temporalmente a su cargo.


¿ Qué ha sucedido y está sucediendo en Brasil ahora?, por lo pronto, y nada más asumir el nuevo cargo, Michel Temer se rodea sólo de hombres ( lo de la igualdad de género no le debe ni sonar), elimina el Ministerio de Cultura, dejándolo como simple Secretaria dependiente del de Educación.

Las protestas no se han hecho esperar, se han magnificado las que están a favor del impeachement, relegando a las partidarias del gobierno de Rousseff a meras anécdotas. Pero una de esas “anécdotas” ha levantado la voz más de lo normal, la que han encabezado artistas brasileños, como Caetano Veloso entre otros, exigiendo la vuelta del extinto ministerio. Si algo hace internacional a Brasil, aparte del fútbol, es su cultura. Consecuencia de esta protesta, Temer ha tenido que echar marcha atrás en sus planes y la Cultura brasileña vuelve a tener Ministerio propio.

Mucha prisa se está dando para dejar las cosas como le gustan a EE.UU, antes de que pasen los 180 días y Rousseff demuestre su inocencia ante el Senado. Está efectuando cambios para los que no han votado los 54 millones de personas que le dieron su confianza a Vilma.


Afortunadamente las muestras de apoyo de países amigos no se han hecho esperar. Tampoco de los Movimientos Sociales del Cono Sur. Denuncian, y con razón, la ilegalidad de este proceso. Razón deben tener cuando el gobierno de Temer se ha apresurado a desmentirlo. Quieren normalizar una situación completamente ilegal, dando por buena la manera a la que han accedido el Gobierno brasileño. Se ríen de la democracia.

Sin pruebas han denunciado a Vilma Rousseff, sin apoyo del pueblo brasileño gobiernan.

Y todo esto, a apenas un par de meses de que se celebren los Juegos Olímpicos.

¿ Descubriremos en este tiempo que se han firmado contratos millonarios cuyo beneficio no lo verán los brasileños y si algún miembro del gabinete de Temer, si no él mismo?

¿ Cuánto tardaremos en descubrir las vinculaciones del gobierno estadounidense en todo este proceso?

Al tiempo. Hagan sus apuestas.

El patrón, como digo, es siempre el mismo…

Anuncios

Un pensamiento en “Mismo patrón…

  1. Muy interesante el art Tampoco podemos olvidar los comentarios en wikilins sobre la oposición venezolana.
    Así mismo la repercusión que va a tener todas estas informaciones en las elecciones españolas, ya sabéis que vienen los bolcheviques que decían en la república o más recientemente el oro de Moscú que financio el PCE o una vez caído el muro las noticias sobre Cuba en época electoral… Bueno curados de espantos y miedos… O eso deseo.. Un saludo!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s