Resaca

img_0823

Hoy muchos hemos amanecido con resaca. Pero no una resaca normal, de esas de ” me lo pasé de puta madre anoche y hoy tengo la cabeza como un tambor, pero soy feliz”, no, de esas no; más bien de las de ” me han dado garrafón y se me sale el hígado por la boca”. De esas.

Porque ayer, muchos participamos de “La Fiesta de la Democracia”, vamos que fuimos a votar en las segundas elecciones en menos de 6 meses que tenemos en este país.

Fiesta, ya digo, fue solo para algunos. Y, además de las buenas. De esas en las que te cuelas, y sin saber cómo, no te has gastado un pavo, pero te has ido de allí ” sin chispitica de sed”. De esas.

Para otros más bien ha sido como si hubiéramos pagado las copas buenas de estos, y nos hubiéramos quedado con el garrafón que se da a los que no se enteran de lo que beben.

Luego, por la mañana, te despiertas y quieres reconocer a aquellos que te adulteraron la copa. Aquellos, como tú, que no llegan a fin de mes, que los han despedido, que no cobran ya el paro, que no tienen más que deudas, pero que se van de fin de semana o se compran un 2º coche, porque les han dicho que pueden hacerlo. Y se lo han creido. Esos que, dominados por el miedo de ser dueños de su futuro, lo han dejado en manos de unos gestores que, vale, roban, pero al menos ya sabemos cómo trabajan. Asumimos ese pequeño “arancel” con tal de no tener que decidir.

Somos un país de cobardes. Y esta mañana, lo veo en los ojos de algunos. No veo preocupación por su futuro, no. Veo una mezcla de sueño y normalidad porque han mantenido el ” statu quo”. Y están satisfechos. Han elegido al mejor ladrón para que les robe. Y lo saben, pero han dormido bien.

Los vencedores están jugando al desgaste con los que no han tenido tanta suerte. Y seguirán haciéndolo porque no tienen que hacer mucho esfuerzo: dejas que hable el contrario y metes un poquito de miedo a los votantes. Eso es lo que siempre les ha funcionado. Para eso controlan los medios de comunicación de este país.

Pero no me quito la sensación de que la partida estaba amañada. De que algunos sabían algo ( importante) que los demás desconocíamos. Es la única explicación que encuentro a la cara de Soraya el viernes en la fiesta “pinchando” temas del estilo de la “Salchipapa”…; a esos índices de participación raros ( falta un % importante que no sabemos donde está). Fernández Díaz tenía que velar por que se cumpliera la ley anoche. Ahí lo dejo.

En realidad no hemos perdido, solo hemos ganado menos de lo que nos dijeron que íbamos a ganar. Fuimos victimas de nuestro propio ego.

Nos creímos que la sociedad estaba madura para dar un paso al frente. Nos equivocamos. Confiamos en aquellos que solo se movilizan si su equipo baja a 2ª, pero no lo hacen cuando tienen que esperar 1 año para una operación de riesgo en la Sanidad ¿ Pública?. En los mismos que dejan que sus hijos e hijas no sean niños y jueguen y crezcan felices, y los presentan a “Pruebas” que decidirán en qué lugar se encontrarán mejor preparados para ser la mano de obra de lo futuros dueños de Inditex o el Santander.


Toca ahora reflexionar sobre los errores cometidos, si de verdad queremos mejorar el futuro de nuestro país. Porque también es nuestro. No nos creamos que no lo es. Eso es lo que quieren los que vivieron la fiesta desde el palco VIP, mientras, abajo, nos peleábamos por la mejor ( peor) botella de garrafón.

Tenemos que empezar a plantearnos que hay que cambiar, no sólo las reglas, sino el juego entero. ¡ Que se queden con su Scatergories!. Tenemos que trabajar para devolver a esta sociedad la dignidad arrebatada en todos estos años ( desde el 36 hasta hoy). Explicar que no tenemos porque ser súbditos de nadie, que podemos y debemos gobernarnos nosotros, los que pagamos la luz y el agua, no los que reciben beneficios porque nosotros lo hagamos. Despojarnos ya de una vez de esa sensación de que no valemos, de infravalorarnos. Convencer a los indecisos, rescatar a los abstencionistas que son de nuestra ideología, y a los que no lo son, también. Hacerles ver que quien gobierna no es el Dj que pone la música para que bailemos, sino quien le facilita los “grandes éxitos”: el FMI, Bruselas y las Grandes Coorporaciones.

Ya nos hemos caído. Ahora toca levantarse, coger las herramientas y empezar a preparar el terreno para sembrar el futuro soñado. Y, sobre todo, cuidarlo para que dé lo frutos deseados.

A nivel más interno, dentro de la propia IU, la valoración pasa por decidir si la Confluencia ha beneficiado, o no, no sólo al Proyecto sino al trabajo realizado por personas válidas que ya no estarán y serán sustituidas por otras que se vieron beneficiadas por la negociación de las listas, pero cuyos principios tendrían que revisarlos. Personas que han conseguido el inmovilismo de parte del electorado de izquierdas, precisamente por aparecer en las mismas por delante de otras. En cuanto a Podemos, su reflexión, en mi humilde opinión, debería pasar por revisar a qué personas han puesto al frente en las provincias donde se ha perdido el escaño o donde no se ha llegado a conseguir. Definir su mensaje, desde la humildad, ayudaría, y mucho, a ese camino común que se ha decidido emprender. En ambos casos, la formación de las bases y la información de estas y la sociedad en general se hace imprescindible.

Nadie dijo que fuera fácil, pero hay que hacerlo. Tengamos la dignidad y la humildad necesarias para construir un país más justo e igualitario. Seamos nosotros los que llevemos el juego a la próxima partida.

Anoche no perdimos nosotros, ganó el Miedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s