Celebrando ser mujer

img_1060

Hoy, 23 de agosto, se celebra el Aniversario de la fundación de la Federación de Mujeres Cubanas. Es una fecha para la celebración de todas las mujeres en la mayor de las Antillas. Pero también lo es para todas aquellas que luchan por los mismos objetivos en distintos países del mundo. Porque la Revolución tuvo y tiene un marcado carácter internacionalista, y los objetivos que impulsaron la creación de la FMC son exportables a muchos países del planeta, además de muy necesarios.

Es cierto que el 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y que es la más conocida de todas las celebraciones corriendo el riesgo de ser frivolizada por muchos sectores de la sociedad patriarcal en la que vivimos. Estamos perdiendo la esencia de la fecha por entrar en debates estériles sobre la necesidad o no de dicha celebración. Estamos confundidos, no se trata solamente de celebrar, sino de reivindicar la causa por la que muchos nos manifestamos ese día. Y no quedarnos ahí, no se puede celebrar y amanecer al día siguiente como si no hubiera pasado nada. Es necesario ponerse a trabajar en serio en la igualdad, en todos los ámbitos, de la mujer en nuestra sociedad; trabajar no sólo en el espacio del hogar, de la familia o del vecindario, sino también a nivel institucional, para revertir la espiral de violencia y de menosprecio en la que se tiene a la mujer en muchos países que se dicen desarrollados. En muchos países que piensan que están por encima de ese país caribeño que, una vez más, nos da lecciones.

Porque la FMC surge en el mismo momento en el que triunfa la Revolución Cubana, y tiene, entre sus objetivos “la incorporación de la mujer a la sociedad y al empleo, así como al programa de cambios sociales y económicos en marcha en el país”.

Su primera secretaria fue Vilma Espín, quien combatió primero en el campo de batalla, junto a hombres y mujeres, para acabar con el dictador Batista, y continuó después, en la Asamblea del Poder Popular, trabajando por la igualdad de la mujer igual que cuando empuñaba el fusil al lado de Frank Pais o Fidel, para que esos combates no hubieran sido estériles para las mujeres cubanas.

Ese espíritu, esa reivindicación, no se quedó en la celebración de la Victoria de la Revolución, sino que ha seguido teniendo continuidad durante estos 56 años que ahora celebramos todos los que sentimos que ese es el camino, que es justo y necesario que la mujer continúe estando dónde está, presente en todos los papeles que decida desempeñar en su vida, sin ser juzgada o menospreciada por cuestión de género, y valorada en igualdad de condiciones con el hombre.

Por qué la mujer cubana siempre ha estado y está viviendo el presente, aprendiendo del pasado y con la vista en el futuro. Porque sabe que el futuro se construye dentro de una sociedad sana, donde hombres y mujeres caminen juntos e iguales. Por eso trabaja la FMC.

¡ Muchas Felicidades en este aniversario!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s